MODELO PEDAGÓGICO - RedEMC

CURSOS QUE INSPIRAN CAMBIOS

Nuestro modelo pedagógico busca lograr la inherencia de los participantes en su propio aprendizaje, y esto se logra a través de instancias como el foro de discusión que se ofrece en cada módulo de aprendizaje y la ruta de aprendizaje, herramienta de consulta individual durante todo el curso. La intención es crear las condiciones para que el conocimiento tácito de los profesionales de la salud, construido en su cotidiano vivir y trabajar, se integre a un conocimiento más explícito y pueda codificarse dentro de un marco conceptual definido. En particular, son los foros de discusión el espacio donde se produce el proceso de conversión social de los conocimientos, en el que éstos se expanden y crecen, tanto en calidad como en cantidad.

Nos inspiramos en esta teoría del aprendizaje, al proponer la herramienta de simulaciones clínicas interactivas, en la que se presenta un caso clínico con múltiples opciones sucesivas de interpretación e intervención, de tal forma que el participante va realizando su propio proceso de descubrimiento al hacer elecciones. También se pueden establecer actividades de autoevaluación, donde los participantes descubran su propio avance y ganancia de conocimiento, así como las áreas del saber que aún requieren de su atención para lograr los objetivos del curso.

En nuestro cursos implementamos estrategias para explicitar el aprendizaje situado, que comprometa a los participantes con su propio contexto laboral y social a partir de los nuevos aprendizajes, tales como el Compromiso de cambio que se realiza en forma individual al finalizar cada curso y los proyectos de intervención institucional, que pueden ser creados por un grupo de colegas que se desempeñan en un mismo contexto, refiriéndose tanto a la gestión como a la creación de protocolos y guías, o a la intervención clínica directa.

Nos inspiramos en esta teoría del aprendizaje, al proponer la herramienta de simulaciones clínicas interactivas, en la que se presenta un caso clínico con múltiples opciones sucesivas de interpretación e intervención, de tal forma que el participante va realizando su propio proceso de descubrimiento al hacer elecciones. También se pueden establecer actividades de autoevaluación, donde los participantes descubran su propio avance y ganancia de conocimiento, así como las áreas del saber que aún requieren de su atención para lograr los objetivos del curso.